Unos consejos acerca del vino

16:54

Es curioso que en todo este tiempo que tengo escribiendo en el blog nunca haya escrito acerca del vino, tal vez sea porque se ha vuelto un gusto costoso para mi, y además de que venden una botella de un vino para nada bueno en un precio exagerado. Esto me recordó que una vez me preguntaron cómo se reconocía un buen vino sin ni siquiera abrir la botella. Bueno, eso lleva tiempo e investigación para aprender acerca de este mundo vinícola, pero si usted quiere unos consejos porque esta noche quiere pasarla bien con sus amigos o con su pareja y no pasar por un ignorante en este tema, aquí les tengo unos consejos.  



Nunca compre las botellas que están expuestas al sol, si te ofrecen la que ha estado expuesta al sol o a la luz, es probable que el vino esté oxidado y arruinado. Siempre es mejor que lo saquen de la caja o una cava climatizada. También hay que evitar las botellas expuestas a la luz de las estanterías. 

 No a la botella recalentada. Al momento de comprar conviene tocar la botella y tener una sensación térmica de su estado. Si está caliente - puede pasar incluso en lugares refrigerados-, lo más probable es que no esté en óptimas condiciones. 

 Observa bien la etiqueta. Así como la imagen habla de la gente, en el vino una etiqueta habla de su historia: si está dañada o corrida quiere decir que la botella ha sido maltratada. Si está chorreada o descolorida, ten por seguro que fue expuesta al calor o a la luz del sol y no puede estar en buenas condiciones.

 Buscar en el fondo del estante. Ahí suelen estar las botellas menos expuestas y también las mejor conservadas. 

 Elegir las cosechas más nuevas. En un mercado como el nuestro, en el que los vinos se venden jóvenes, no tenemos cultura de observar la añada en la etiqueta. Los vendedores casi siempre prefieren sacarse de encima las más viejas. Hay que evitarlas. Con el tiempo y la mala guarda aumentan las posibilidades de equivocarse. En cualquier caso, siempre es mejor comprar la más nueva.

 No asumir que más caro es mejor. Suele suceder que los vinos más caros se presumen como mejores. Hay que saber, sin embargo, que no todo lo que brilla es oro y que en materia de botellas esto se cumple muy especialmente. Mejor es buscar data sobre el productor y la región antes de hacer una compra salada. A más información, menos riesgo de comprar un perno. 

Usá Internet. Antes que hacerle caso al vendedor, mejor buscar información en la web. Hacer un research previo -especialmente si vas a comprar una etiqueta cara- puede salvarte de cometer un error.


Hay otras cosas que tienes que tener en cuenta como lo es la cepa, que es el tipo de uva con que está elaborado el vino,

Algunas tintas son:
  • Cabernet Sauvignon,
  •  Merlot,
  •  Malbec o Malbeck,
  •  Pinot Noir,
  • Syrah,
  • Lambusco

Algunas blancas
  • Chardonnay,
  • Chenin,
  • Sauvignon Blanc,
  • Semillón,
  • Riesling,
  • Torrontés,
  • Gewürztraminer

Use los consejos que encontré en planetajoy en un artículo escrito por Joaquín Hidalgo

Tal vez te guste

0 comentarios

Síguenos en Facebook

Instagram @elchefcasero